Eduardo Úrculo

Eduardo Úrculo (Santurce, Vizcaya, 21 de septiembre de 1938 – † Madrid, 31 de marzo de 2003) fue un pintor y escultor español, afincado en Asturias, con estudio en Colunga. Fue uno de los mejores exponentes del arte pop en España.

Eduardo Úrculo pintor vasco afincado en Langreo

Eduardo Úrculo se trasladó a Asturias con su familia en 1940, tierra con la que siempre siguió vinculado. Estudió en el instituto de Sama de Langreo. Fue en este mismo municipio donde realizó su primera exposición, en el Hogar del Productor de La Felguera en 1957 animado por el gran filósofo y experto en arte Pedro Caravia y Jesús Villa.

Comienza a dibujar comics para el suplemento dominical del periódico asturiano La Nueva España en 1957. Le dan una beca en el ayuntamiento de Langreo y se traslada a Madrid a estudiar dibujo en el Circulo de Bellas Artes, donde inicia, en 1958, su época de expresionismo social.

En el año 1959, se traslada a París a estudiar arte en la Academie de la Grande Chaumière de Montparnasse. En París expone su obra Mineros de Asturias.

Ese mismo año conoce a Jesús Díaz Zuco, con quien comparte un estudio en Oviedo y juntos realizan varios trabajos entre los que destaca un mosaico en gresitte de 35 metros cuadrados para la empresa Alsa. También participa en una exposición colectiva al aire libre, celebrada en La Escandalera de Oviedo por el grupo La Estrada en la que participan también María Antonia Salomé, Merche Gómez Morán, Jesús Díaz y Adolfo Bartholomé.

En 1960 hace la mili en El Aium, se traslada a Canarias, conoce a Eduardo Westerdahl y hace pintura abstracta. El doctor Parejo le cede un taller para pintar en el manicomio provincial de Tenerife.

Ya en el año 1961 expone en Marbella y conoce a Juan Cocteau, y también participa en la muestra Testimonios del arte abstracto, organizada por Eduardo Westerdahl en el Círculo de Bellas Artes de Tenerife.

También en 1961 y ya de vuelta a Madrid, trabaja en la sección de fimlets de los estudios Moro. Ese mismo año vuelve a viajar a París y coincide con Maud y Westerdahl; en una exposición de Tal Coat en la galería Maeggth conoce a Giacometti, Man Ray y Max Ernst.

En 1963, expone en la Galeria Quixote y de nuevo en Madrid hace ilustraciones para cuentos que se publican en la revista Triunfo y la escenografía de la obra teatral de Lauro Olmo “La Camisa”, que estrena en Gijón el grupo de cámara La Máscara.

En 1965 vive la crisis de su pintura negra o social y en el verano se traslada a Ibiza.

Ya en el año 1967 expone e Copenhague, viaja a Alemania, Dinamarca y Suecia y tiene sus primeros contactos con el pop-art americano y expone en San Francisco y mas tarde en Oviedo (en Benedet).

En 1968 participa en la Primera Bienal de la pintura asturiana celebrada en Gijón y vuelve a Madrid.

En el año 1969, expone en Frankfurt y en Altamira de Gijón; participa en la muestra colectiva Figurative painters in Spain Today que recorre los Estados Unidos.

Al año siguiente, 1970, expone en la Galería Ivan Spence junto a su gran amigo Eduardo Sanz y Alberto Gómez; en este año, la obra con la que participa en la Bienal Hispanoamericana de arte, es retirada en Medellin-Colombia por atentar contra la moral y las buenas costumbres.

Visconti, que rueda en Venecia “Muerte en Venecia” en el año 1970, adquiere dos de sus cuadros, después de participar Eduardo Úrculo en la XXV Bienal internacional de arte en Venecia. Ese mismo año, expone en el Museo de arte contemporáneo español de Madrid, y su catálogo editado por el Ministerio de Educación y Ciencia es secuestrado por orden ministerial el día de la inauguración. Oficialmente se hace constar como agotado. En dicha fechas se encierra con otros artistas para pedir la libertad del crítico de arte Moreno Galván (Ilustraciones de Úrculo salen también en la famosa revista de oposición al franquismo editada en París Cuadernos de Ruedo Ibérico).

En 1971, participa en la exposición colectiva de obra gráfica El arte sobre el papel en España, que se presenta sucesivamente en Colombia, Panamá, Perú, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil; el mismo año expone en la Galería Tassili de Oviedo. También participa en la exposición colectiva Eros y el arte actual en España.

Un año más tarde, en 1972, participa en la exposición colectiva de homenaje a Picasso “La paloma”, celebrada en la galería Vandres en Madrid; y vuelve a participar en otra exposición colectiva que se le hace a este gran pintor español en la Galeria Kreisler de Madrid un año mas tarde. En 1972 también interviene en un corto que rueda Luis Revenga, titulado “Stars”, junto a Cuixart y Cillero.
Participa en la exposición homenaje a José Lluis Sart organizada por el colegio de Arquitectos de Tenerife y conoce a Joan Miro. En Madrid conoce a Salvador Dalí y Amanda Lear.

Ya en 1973, participa en la exposición colectiva de homenaje a Miró celebrada en la Galería Temps en Valencia; viaja por Marruecos y el Sáhara occidental durante tres meses.

En el año 1974, expone en Barcelona y Madrid sus pinturas del día y de la noche, es su época de los cuerpos azules.

En 1974, recorre el Camino de Santiago, partiendo de Jaca.

Un año después, en 1975, Revenga rueda un cortometraje titulado “Habitarte” sobre la obra y la vida de Isabel Villar, Eduardo Sanz, Juan Barjola, Cruz Marcos y Eduardo Úrculo. También en 1975 aparece la vaca como temática central de su pintura. Expone en Oviedo (Tassili).

En 1976, participa en la I Bienal nacional de arte Ciudad de Oviedo.

Ya en el año 1977, celebra en la Galería Multitud de Madrid la exposición Campo de estrellas y con este motivo realiza una carpeta con nueve serigrafías en las que altera con un poco de líbido ciertos monumentos de Madrid, con la excepción de los de carácter mitológico. Camilo José Cela escribe para esta carpeta el texto “De culis monumentalibus” (culos que mas adelante transformará en grandes estatuas que coloca en varias ciudades, como Oviedo y Madrid).

Ese mismo año participa en la exposición colectiva Pintura contemporánea de España, presentada en La Habana; Fernando Trueba realiza un cortometraje titulado Úrculo.

En 1978, participa en la exposición colectiva Arte español contemporáneo 1900-1978 en Taipei y Teherán; en esta ciudad la exposición es retirada por la toma del poder en Irán por el ayatola Jomeini. Posteriormente viaja a Bangkok, Hong-Kong y Taiwán. Realiza la escenografía y diseña los vestuarios para la obra “Las bacantes de Eurípides” en versión de Fernando Savater y dirigida por J. M. Moreda para el festival del teatro clásico que se celebra en el teatro romano de Mérida.

Durante el año 1979, comienzan sus bodegones frutales.

Y en el año 1980, se instala durante el verano en Francia.

Un año más tarde, participa en la exposición Panorama 81 del arte asturiano de la Caja de Ahorros de Asturias y celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. También en 1981, conoce a Limdsay Kemps en Valladolid.

En el año 1982, expone en las galerías de la Caja de Ahorros de Asturias en Oviedo, Gijón, Aviles, Mieres, La Felguera y Sama de Langreo; en este año participa en la Bienal internacional del deporte en las Bellas Artes que se celebra en el palacio de Velázquez del Retiro en Madrid y es invitado al festival internacional de la pintura que tiene lugar en el Chateau Museo Grimaldi en Francia.

Ese mismo año, su pintura cambia de técnica y temática y se hace mas intimista y melancólica. Posteriormente vendrían sus épocas de: sombreros, maletas, paraguas, tumbonas, chaquetas, zapatos, etc.; sus esculturas; Nueva York; las geishas, la moda; sin olvidar las naturalezas muertas, el cristal, etc., hasta llegar a una ultima visión figurativa y colorista del cubismo, de este gran intérprete del barroco español.

 

Sus últimas exposiciones individuales tuvieron lugar en la Fundación Marcelino Botín de Santander y en la galería Teresa Cuadrado, de Valladolid (2000).

Como escultor, realizó la obra Equipaje de ultramar, en la Plaza de los Paragüitas de Puerto del Rosario, Fuerteventura (2000).

 

En Langreo existe una pinacoteca con su nombre, y en 2009 se inauguró el Centro Cultural Eduardo Úrculo en Madrid.

 

Murió en Madrid el 31 de Marzo de 2003, con las botas puestas en un acto cultural, nada más y nada menos que en la Residencia de Estudiantes, recién llegado de una gran exposición antológica suya por China y Asia patrocinada por la Reina Sofía dentro del programa Arte español para el exterior, y donde antes se había expuesto la obra de Picasso, Miró y Dalí, artistas tan queridos por Úrculo.

Estaba preparando con gran ilusión una gran exposición para Nueva York en julio de 2003, lo que consideraba el sueño de su vida. Su obra está en los principales y más internacionales museos de arte contemporáneo y ha expuesto en las principales ciudades del mundo.

 

Estamos ante un artista donde el hombre, sus sentidos, miradas, objetos y representaciones, abren su espacio interior al máximo de experiencias y emociones y se propone, a través del arte, retratar sensualmente el mundo, la vida, las pasiones y la naturaleza en la que se desenvuelve.