José María Bernaldo de Quirós y Llanes, marqués de Camposagrado

José María Bernaldo de Quirós y Llanes (“Pepito Quirós”) nació el 5 de agosto de 1808 en la casa palacio de Villa, parroquia de Riaño, y falleció en el mismo sitio el 15 de julio de 1865, descansando allí mismo sus restos.

Célebre cazador e ilustre político, fue varias veces diputado y senador, tuvo las grandes bandas de Carlos III y de Isabel La Católica y otras distinciones. De arrogante figura, intrépido y valiente, bondadoso y liberal en pensamientos y actos, llano y aristócrata, generoso y espléndido, era popular y simpático y fue, como algunos de sus poderosos antepasados, un rey chico de Asturias.

En 1854, victorioso el partido progresista liberal contra el moderado dividido en fracciones, se constituyó en Oviedo la Junta Revolucionaria, siendo su presidente Don José María Bernaldo de Quirós y Llanes, marqués de Camposagrado.

Pertenecía al partido liberal y tuvo activa y destacada actuación e intervención en la política local, provincial y nacional.

Casó sus hijos con hijos de reyes, de tal manera que los propios reyes se hospedaron en sus palacios de Oviedo, Mieres y Villa buscando su trato; también se honraron con su amistad los más ilustres estadistas, generales, diplomáticos y políticos de su tiempo.

En las memorables cacerías organizadas en su palacio de Villa, que tanta resonancia tuvieron en nuestra provincia, acompañaron al incansable marqués los generales Serrano, Prim, Ros de Olano, Milans de Bosch, Pérez Vento, Mayans, y otras renombradas personalidades de aquella época.

Publicó el famoso “Manifiesto del hambre”, protestando ante las autoridades por la situación que atravesaba Asturias.