Sendas de San Tirso (PR. AS-40)

Ruta circular
Itinerario: San Tirso – Picayu (714 m.) – Ruíu – La Raposa – San Tirso
Distancia: 15 Km.
Duración: 4 h.
Desnivel: 300 m.

PR. AS-40 Sendas de San Tirso

Salir de San Tirso por una pista que asciende a Cabornio. Cruzar el pueblo y luego salir por un camino a la derecha que cruza un prado, para retomar el camino original. Seguir ascendiendo hasta llegar a una cima, cota 609 metros, vértice de los municipios de Oviedo, Mieres y Langreo. Continuar en dirección norte, ascendiendo hasta llegar al Picayu, con 714 metros de altitud.

Del Picayu avanzar en dirección norte hacia una torre de comunicaciones y tomar la pista que accede a ella. Seguir hasta llegar al pueblo de Llantamartín. Atravesar el pueblo. Tomar un camino que baja hacia la Hueria, siguiéndolo para llegar a la carretera de San Tirso a la altura del pueblo de Ruíu. Salir a la carretera general y girar a la derecha; continuar y tomar una pista que conduce al pueblo de Espineo. Cruzar el pueblo y salir en dirección sudeste por el camino que enlaza con la carretera Lada-San Tirso a la altura del pueblo de El Carmen. Tomar dirección a la Raposa y continuar hasta la última casa. Salir por un camino que desciende. Cruzar un riachuelo y seguir el camino principal ascendente con ligera tendencia a la derecha hasta llegar a la loma cimera, en el Alto de la Vallina, punto donde confluyen las “Sendas de San Tirso” (P.R. AS-40) con el sendero ‘Vuelta a Langreo” (P.R. AS-44). En el Alto de la Vallina, girar a nuestra derecha en dirección oeste y seguir este camino ascendente con ligera tendencia a la izquierda, siguiendo siempre el camino principal, que comienza a perder altura, para llegar al pueblo de La Vega.

Una vez en la plaza del pueblo, desviarse a la izquierda por un camino que vuelve a ser de tierra cuando se sale del pueblo. El camino finaliza, y se bordea, descendiendo, unas fincas para volver a aparecer en el camino descendente y entrar en el pueblo de San Tirso, en el alto del mismo nombre.

 

 

Descripción

Partimos desde el alto de San Tirso y continuamos por el Monte Valle Oscuro, en el Valle de Lada, hasta las proximidades de la aldea abandonada de La Vallina. Desde aquí, el camino asciende hacia la bonita aldea de La Cebosa. Es en este punto cuando comenzamos el descenso por Espineo y La Güeria, para ascender a Llantamartín.
La bonita aldea de Llantamartín, con sus hórreos y su bien conservada vivienda tradicional, es uno de los inicios de esta senda circular. Desde allí recorreremos un bosque que nos lleva a la cima de la Sierra de La Fernosa, desde donde hay buenas panorámicas del Valle del Nalón, en el Monte Payuste.
Continuamos hacia El Picayu que, con sus 708 metros, es el punto más elevado de esta senda y el más alto del municipio de Oviedo. En sus alrededores, existen restos arqueológicos catalogados de antiguas civilizaciones.
Desde aquí, la senda desciende hacia San Tirso, donde habíamos comenzado la senda.